Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

Escrito Por en Abr 6, 2018 en Superhéroes | 0 Comentarios

7 razones para no salir con un superhéroe

7 razones para no salir con un superhéroe

¿Te acaba de salvar Spiderman de las garras de el Duende Verde? ¿Superman ha dado la vuelta a la tierra para revivirte tras un terremoto? ¿Has conocido a un chico con un anillo extraterrestre con poderes? Si has contestado de manera afirmativa a alguna de las tres preguntas anteriores y empiezas a notar mariposas en el estómago cada vez que la capa de Batman ondea a tu lado, te estás enamorando de un superhéroe.

Huye.

Tu vida está en peligro.

7 razones para no salir con un superhéroe:

1. No a las segundonas

Aquella época en la que el superhéroe era el protagonista y la novia se quedaba en una esquina gimoteando mientras él se enfrentaba al villano, ha quedado atrás. ¡Recupera el protagonismo de tu vida! O golpeas al malo de la película y acabas con él, o te buscas un antifaz y te marchas con Batman.

Pero las memas ya no venden.

¿Qué no tienes superpoderes? Busca, busca.

catwoman-superheroes

No nos mires, ¡Únete!

2. El objetivo del villano

Desde el primer día en que el malo psicópata y medio loco enemigo de tu superhéroe, te vea con él, estás perdida. Te grabará en su mente y te utilizará para hacerle daño.

Que se busque otra.

Si sales con una persona con superpoderes, que los use para mantenerte a salvo. No para hacer el tonto por ahí colgándose de rascacielos con sus telas de araña. Lo primero es lo primero. Y si no es capaz, que cambie de trabajo y se haga funcionario. Por ejemplo de correos y así agilizará las entregas.

superheroe-joker

Uno de los amigos de tu superhéroe

3. Pasados conflictivos

No sé si te has dado cuenta de que los superhéroes suelen tener un pasado complicado. Como mínimo es húerfano. Algunos, como Bruce Wayne, han visto como asesinaban a sus padres delante de ellos. Otros, como Spiderman, sufren mutaciones genéticas o se ponen trajes raros. Picaduras de arañas, radiación, experimentos nazis… Y no hablemos de Superman, que será muy guapo, pero viene de otro planeta.

Si te gustan los exóticos, adelante. Pero la situación, cuanto menos, es arriesgada. Tú verás.

Quizá lo mejor es que le acompañes hasta la puerta del psicólogo y lo dejes allí.

4. ¿Y esa ropa?

Tendrás que tener en cuenta la ropa y el aspecto del superhéroe cuando te acompañe a algún evento. Lo mejor es el modelo Superman: se pone un traje y unas gafas y nadie le reconoce. Una maravilla.

Pero en el caso de otros superhéroes como Hellboy, ¿a dónde vas con esas pintas? Ni con peluca se le camufla. Por no hablar del increíble Hulk y sus camisas reventonas.

hulk-superheroes

Con este no ganarás para pantalones

5. ¿Una vida tranquila?

Si lo tuyo es salvar el mundo de cataclismos, bombas nucleares, terremotos y pandemias, ese chico te conviene.

Si tienes planes en el futuro de sentar la cabeza con un trabajo y una familia convencional, ni lo intentes. Cuando sea la hora de acompañar a los niños al dentista, deberá parar un tren a punto de descarrilar.

Aunque él intente dejarlo, no lo va a hacer. La vida de los habitantes de Gotham  o de Central City está en sus manos. La paz y la justicia mundial también. Y eso son palabras mayores.

Además no cobra por ello.

spiderman-superheroes

¿Y la reunión en el colegio de los niños?

6. ¡Cuidado con las compañías!

Los amigos y amigas de un superhéroe suelen ser como él: trajes curiosos, extraños poderes, misiones imposibles. No podrás cenar con ellos en un restaurante sin que entre un atracador con un kalashnikov y la monte.

Y encima la rara serás tú.

7. ¡Cuidado con las apariencias!

Todos los superhéroes tienen una doble vida: por la mañana sacan al perro y por la noche salvan el mundo. Todos suelen ser guapos y cachas pero algunos de ellos también son millonarios, como Bruce Wayne, Tony Stark o Britt Reid.

batman-superheroe

Las pajaritas engañan…

No te dejes engatusar por las apariencias de belleza, fiestas y dinero.

Averigua qué se esconde detrás de sus multinacionales y de tanto derroche. Busca las dobles puertas y las grutas cubiertas de murciélagos del jardín.

Te va la vida en ello.

Te he dado siete razones para que le dejes.

¿Conoces alguna más?

(Nota: Todo lo anterior, por supuesto,  es aplicable a superheroínas).

¿Quieres saber más sobre héroes?
Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.
No te preocupes, odiamos el spam tanto como tú. Al dejar tu correo aceptas la política de privacidad de la página.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.