Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

Escrito Por en Feb 18, 2018 en Literatura Juvenil, Reseñas | 0 Comentarios

Un fragmento de noche en un frasco

Un fragmento de noche en un frasco

Resumen

Londres, últimos años del siglo XIX. Un noble inglés, lord Voriak, compra a un norteamericano una muchacha con poderes paranormales. Llegan a Londres, y Adam, un joven ratero, descubre casualmente la figura de la muchacha en la ventana del desván en el que la han encerrado junto con otros seres extraños, que forman la colección de “monstruos” de Voriak. un-fragmento-de-noche-en-un-frasco

Adam, prendado de ella, y del misterio que la envuelve, se sumergirá en un misterio que se complica poco después con una serie de asesinatos.

Valoración personal

Un fragmento de noche en un frasco, es la novela ganadora del premio Everest en 2012. Título sugerente y texto excelentemente bien escrito y ambientado en la Inglaterra victoriana. Pretende ser un homenaje a autores como A. Christie, Dickens y Conan Doyle. Lo pretende con muy buenas intenciones y pluma, pero no lo consigue. Se intuye que el motivo porque el que esta novela no se ha convertido en memorable, es la extensión del texto, que quizá tuvo que adaptarse a un número concreto de hojas como pedían en el concurso. A la trama le falta desarrollo para llegar al sobresaliente.

De todas las maneras es una novela muy recomendable.

Autor:D. Hernández Chambers

Editorial: Everest

Año de publicación en España: 2012

Valoración: Muy bueno.

“Voriak encendió una lámpara de aceite y un círculo de trémula claridad iluminó una porción de la estancia, revelando una galería de vitrinas y urnas de cristal colocadas sobre pedestales de madera. Sophie no pudo evitar estremecerse ante lo que se extendía antes sus ojos. Comprendió súbitamente la razón por la que aquella mitad de la colección estaba apartada de la otra. Porque allí no había vida, todas las criaturas que ocupaban aquella habitación estaban muertas, expuestas en aquella especie de sarcófagos transparentes. En la primera urna en la que se posó con su espantada mirada había lo que en un primer momento se le antojo algún tipo de pez, pero enseguida vio que era algo diferente: la parte inferior sí era la de un pez, cubierta de escamas y terminada en una gran aleta, pero sin embargo, el resto del cuerpo era el propio de un ser humano”.

¿Quieres saber más sobre héroes?
Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.
No te preocupes, odiamos el spam tanto como tú. Al dejar tu correo aceptas la política de privacidad de la página.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *