Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

Escrito Por en Nov 12, 2017 en Literatura Juvenil, Reseñas | 0 Comentarios

Erik Vogler y los crímenes del rey blanco

Erik Vogler y los crímenes del rey blanco

Vogler, un detective muy original

Resumen erik-vogler

Erik Vogler, un chaval de quince años algo maniático y obsesivo, se prepara para marcharse de vacaciones con su padre a Nueva York, cuando, por un error con los billetes de avión, acaba en la casa de su abuela Berta.

Erik no soporta a su abuela y Berta no soporta al repelente y cursi de su nieto, así que tendrán que aguantar la semana lo mejor posible.

Pero durante la primera noche Erik descubre a una chica en la ventana de su habitación, ¿de verdad es una chica?, y poco a poco se verá involucrado en una serie de asesinatos en serie de jóvenes, que están conmoviendo  toda Alemania.

Opinión personal

Lo mejor de este libro, y los otros cuatro posteriores, es Vogler, el protagonista: un friqui escrupuloso, limpio y ordenado que hace mucha gracia.

La autora intenta combinar lo fantástico y paranormal con toques de novela negra, y en este primer libro resulta algo forzado e inverosímil. Con un protagonista de carácter tan marcado podía haber prescindido del elemento paranormal y la historia hubiera funcionado.

También el argumento necesitaría algo más de desarrollo para ser más convincente. Resulta demasiado ligero. Supongo que esto se debe a que el libro está dirigido a adolescentes a partir de 12 años.

 De todas las maneras el libro es divertido y dan ganas de leer los siguientes.

Autora: Osés, B.

Título original en español: Erik Vogler y los crímenes del rey blanco.

Editorial en España: edebé, 2014

Edad: A partir de 12 años

Valoración: Bueno


     “Sin esperar ni un segundo más, sacó unos guantes de plástico y una mascarilla y se dedicó a limpiar la habitación durante varias horas. Tal y como imaginaba su abuela, solo bajó a la cocina a buscar una escoba y un recogedor. Al pasar por delante de la mesa, vio unas galletas redondas en un plato. Se detuvo un momento. Tenía hambre. “Mejor no probarlas”, pensó. La última vez que había intentado morder una galleta cocinada por su abuela perdió un diente y tuvieron que colocarle una prótesis en el dentista. Así que pasó de largo y regresó a su dormitorio”.

¿Quieres saber más sobre héroes?
Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.
No te preocupes, odiamos el spam tanto como tú

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *