Menú de páginas
Menú de categorías

Escrito Por en May 27, 2023 en Literatura Juvenil, Recomiendo, Reseñas | 0 Comentarios

Nunca es tarde para subirse a un árbol

Nunca es tarde para subirse a un árbol

Argumento

nunca-es-tarde-para-subirse-a-un-arbol

Marnus tiene trece años y malvive en casa oprimido por sus dos hermanos. El mayor, campeón de natación, le desprecia como si fuera su esclavo. Y el menor, un emprendedor y negociante nato le mangonea y hace tratos desiguales con él, hasta el punto de que Marnus le fregará los platos todo el verano.

Pero la vida de Marnus cambia el día que llama a su puerta Leila, una niña muy espabilada, que recoge firmas entre los vecinos para evitar que talen un árbol en el parque del barrio.

Marnus decide acompañarla a ver el árbol y en ese momento aparecen los trabajadores del ayuntamiento para cortarlo y los dos se suben a él y deciden no bajar. Y así empieza una movilización para que la población les apoye en su lucha. Enseguida algunos vecinos se acercan a ellos y colaboran.

«—¡Eh, tú, tontolaba!, ¿estás sordo o qué? ¿No has oído el
timbre?
Apreté los dientes con rabia y derramé un chorro verde y viscoso de lavavajillas en el fregadero de la cocina.
Cuando la gente te grita de esta manera, poca cosa
puedes hacer.
Opción número uno: puedes hacerte el sordo e ignorarlo. Lo cual no es muy buena idea si quien te grita es
tu hermano mayor. Y mucho menos cuando tienes un
hermano mayor como Donovan».

Pag. 9

Valoración personal de Nunca es tarde para subirse a un árbol

Nunca es tarde para subirse a un árbol es una novela corta  del conocido escritor sudafricano Jaco Jacobs. El texto capta el interés desde el principio y no tiene un desenlace previsible. El protagonista conocerá, gracias a Leila, una relación de amistad muy diferente de la que él conoce en su casa. También cobra importancia en el texto el valor de la familia, y de fondo la necesidad de todas las personas de que las quieran y recibir cariño.

«—¿Firmarías mi petición? —dijo la chica, mostrándome un papel.
Sorprendido, miré la hoja. Parecía arrancada de un
cuaderno. Y contenía un listado de firmas, direcciones y
números de teléfono.
—Pues… creo que no —contesté.
Mi madre siempre decía que no había que firmar ningún documento a menos que entendieras todas y cada
una de las palabras que había allí escritas. Evidentemente, eso de la «garantía contractual» y la «garantía secundaria» lo había aprendido Adrian de ella.
—Es por una buena causa —insistió la chica.

—¿Qué causa? —pregunté.
La media sonrisa se transformó en una sonrisa completa.
—Si quieres, puedo enseñártelo. —Señaló el paño de
cocina que yo tenía en la mano—. ¿O prefieres secar los
platos?
Mi cara se calentó un par de grados más.
—Umm… es que no sé…
Estaba yo todavía tartamudeando una excusa cuando
la chica empezó a reírse. Proyectó la cara hacia delante
para intentar disimular la risa tapándose la boca con la
mano y capté un brillo burlón en su mirada».

Pag. 16

Ficha técnica

Título: Nunca es tarde para subirse a un árbol 

Autor: Jaco Jacobs 

Editorial: Siruela. Madrid (2022) 

 Páginas: 150

Título original: As´n Goie dag vir boomklim 

Traducción: Isabel Murillo 

ISBN 978-84-19419-05-7 

Calificación: Bueno

Edades: A partir de 14 

Género: Juvenil realista 

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.