Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

Escrito Por en Dic 9, 2016 en Literatura Juvenil, Reseñas | 0 Comentarios

Sombras

Sombras

Valeria llega con su madre a Bline, un pequeño pueblo en las montañas pirenaicas, dispuesta a comenzar una nueva vida tras un accidente. El pueblo parece idílico. Sin  embargo, Valeria pronto descubre que hay algo oscuro en él. En aquel lugar se cometieron años antes varios asesinatos de niños.

Además, desde el accidente posee una extraña habilidad que le revela, en forma de visiones, secretos de sus las personas con las que mantiene contacto físico.

También comienza a sentirse atraída por Víctor, un joven del pueblo, cuya familia tiene cierta relación con los asesinatos.

 

Novela juvenil fácil de leer, un esquema argumental lineal y sencillo que hace que sea una obra entretenida.

Con este argumento se podría haber escrito un “novelón” contando secretos muy interesantes sobre los habitantes del lugar y crear un entramado de mentiras, asesinatos, intereses e intriga. A lo Stephen King. Pero no.

La novela resulta predecible, repetitiva escena tras escena, anecdótica… Aunque está escrita en primera persona, la autora no lo aprovecha para profundizar en la psicología de la protagonista, ni para empatizar con ella. Tampoco ahonda en el personaje de Víctor. La relación entre ellos parece poco real, forzada y con un toque de cartón piedra. Se agradece que no caiga en un amor de esos empalagosos e irracionales que tanto se llevan ahora.

sombras

Autora: Rivera de la Cruz, M.

Título original en español: Sombras

Editorial en España: Destino, 2010

Valoración: Regular

Número de páginas: 277


Me llamo Valeria, y aunque mi vida es más bien una mierda, tampoco tengo razones para desear estar muerta. Y, desde luego, nunca tuve la intención de suicidarme, piensen lo que piensen mis padres, incluso el memo del médico, o el psicólogo de marras con sus estadísticas y sus chorradas. Es verdad que últimamente se me han complicado las cosas, y que todo sucedió tan de prisa que tampoco sería tan raro que me hubiese vuelto tarumba. Primero fue Jan, que llegó un domingo diciendo que quería cortar. Llevábamos cuatro meses saliendo…”

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Autores - Zephyrus - […] RIVERA DE LA CRUZ, M. “Sombras” […]

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *